Esta semana, las dos Cámaras del Congreso Nacional se disponen a avanzar en el tratamiento de los pedidos de desafuero de la senadora y ex presidenta Cristina Fernández y de la diputada de Cambiemos Aída Ayala. Por un lado, el Plenario de Labor Parlamentaria del Senado que reúne a a los presidentes de las distintas bancadas deberá llegar a un acuerdo sobre el plazo para determinar si procede o no al desafuero solicitado por el Juez Claudio Bonadío. En  paralelo, el oficialismo intentará desestimar el pedido que pesa sobre la legisladora chaqueña en la Comisión de Asuntos Constitucionales de Diputados.

Los fueros son una protección constitucional para que los diputados y senadores puedan legislar sin ser perseguidos por sus actos u opiniones. Sin embargo, la Constitución Nacional (artículo 70) y la Ley de Fueros (Nº 25.320) prevén un mecanismo para limitar esas inmunidades en el caso de que se forme querella contra algún miembro del cuerpo legislativo ante la justicia ordinaria. En ese caso, y ante el requerimiento del juez, la cámara a la que pertenezca deberá determinar antes de que se cumplan los 180 días de la solicitud de desafuero si «suspende en sus funciones al acusado y lo pone a disposición del juez competente».

 

Cristina Fernández

La discusión por sus fueros se produce a partir del procesamiento de la ex-mandataria en la causa por encubrimiento del atentado contra la AMIA,  en diciembre de 2017 (Expte. Nº 498-OV-2017) . Puntualmente se investiga si hubo “un plan criminal (…) para que los ciudadanos iraníes identificados como responsables de la voladura de la AMIA pudieran sustraerse de la acción de la justicia (..) y para liberarlos de toda responsabilidad penal por dichos hechos mediante la creación de una Comisión de la Verdad”. El juez Claudio Bonadío dictó la prisión preventiva por los delitos de traición a la patria, encubrimiento agravado por la condición de funcionaria pública y estorbo de un acto funcional en calidad de coautora, solicitando el desafuero para poder proceder a la detención por una nota del 7 de diciembre.

El Plenario de Labor Parlamentaria convocado por Gabriela Michetti deberá definir este martes la interpretación sobre el cálculo del plazo estipulado por la Ley de Fueros. Si el plazo se mide en días corridos, finalizaría el 7 de junio, mientras que si se estimara en días hábiles el Senado tendría tiempo hasta agosto para expedirse sobre la solicitud.  En caso de no arribar a una interpretación de común acuerdo, el asunto se definirá en una sesión especial que tendrá lugar esa misma tarde.

Aída Ayala

Paralelamente, la Cámara de Diputados tramita el pedido de desafuero por la detención de la legisladora chaqueña Aída Ayala (UCR) solicitado el 12 de abril por la jueza Zunilda Niremperger en relación a una causa por lavado de dinero y asociación ilícita (Expte. Nº 0062-OV-2018).

El oficialismo buscará desactivar el trámite en una próxima reunión de la Comisión de Asuntos Constitucionales convocada para el martes 5 de junio. Esta postura se fundamenta en la decisión de la Cámara Federal de Resistencia haciendo lugar al pedido de eximición de prisión formulado por la defensa. En opinión del presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales diputado Pablo Tonelli (PRO), la solicitud de la jueza ha devenido abstracta por lo que corresponde desestimar el desafuero.