En una sesión de 11 horas, en la que la Emergencia Social se llevó casi toda la atención de los legisladores, la Cámara de Diputados le imprimió media sanción al proyecto de ley para modificar el Impuesto a las Ganancias (Expte. N° 0036-PE-2016). Tal cual anticipamos, primó el texto consensuado entre los bloques opositores (Ver «Ganancias: La oposición llegó a un acuerdo y lo llevará al recinto»).

La media sanción fue consagrada con el apoyo de 148 diputados, en tanto que 86 votaron por la negativa y 7 se abstuvieron.

El texto, que ahora debe ser considerado por el Senado para convertirse en ley, propone elevar el mínimo no imponible y modificar las escalas. Para ello buscan gravar la renta financiera, reinstalar las retenciones a la actividad minera e instalar dos impuestos a los juegos de azar.

Media sanción

Puntos centrales del proyecto:

  • Pagarán el tributo el 10 por ciento de los trabajadores de los sueldos más altos.
  • Modificación de escalas y deducciones progresivas para los trabajadores contemplados en ese decil. Las deducciones irán disminuyendo conforme más elevado sea el salario.
  • Formula de movilidad: en función del registro de Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA). Los trabajadores que integren el 10 por ciento de los que más cobran serán quienes deban tributar.
  • Exime aguinaldo y horas extras.
  • Eleva la deducción por zona desfavorable al 45 por ciento.
  • Contempla la posibilidad de deducir alquileres,
  • Deducción de créditos hipotecarios.
  • Los magistrados que sean nombrados en el futuro tributarán
  • Regimen simplificado de monotributo

Mecanismo de financiación:

  • Reinstalación de las retenciones a la actividad minera.
  • Renta financiera:
    • Grava plazos fijos y lebacs superiores a 1,5 millones de pesos,
    • se vuelven a gravar los dividendos,
    • impuesto extraordinario al dolar futuro,
    • impuesto adicional a la remisión de utilidades al exterior,
    • impuesto extraordinario al dólar futuro.
  • Impuestos a juegos de azar: apuestas online (tasa de 7,5 por ciento) y máquinas tragamonedas (tasa de 10 por ciento).