Las comisiones de Trabajo y Previsión Social y de la Banca de la Mujer del Senado le dieron dictamen favorable al proyecto de cupo laboral en el sector hidrocarburífero.

Se trata de una iniciativa de la senadora oficialista Nanci Parrilli (Neuquén) que busca regular la incorporación de una proporción no inferior al 30 por ciento de mujeres trabajadoras al sector petrolero. La norma será «obligatoria” tanto en la estatizada YPF como en «empresas privadas operadoras del sector».

A la hora de fundamentar su proyecto, Parrilli dijo que “no hay integración entre empresas y sociedades, se produce un desfasaje” y retomó las resoluciones de la OIT que recomiendan incorporar mano de obra local y aumentar la inclusión laboral de mujeres. “El petrolero también es cosa de mujeres”, fundamentó.

“Esta iniciativa va a generar un impacto social que va a mitigar ese desfasaje, es un avance muy importante y proponemos una incorporación gradual. Hoy hay entre un 7 y un 8 % de mujeres en el sector petrolero, la idea es llegar al 30% en 8 años”, agregó la senadora neuquina.

Asimismo, defendió la propuesta del proyecto de articular becas y estudios técnicos con el Ministerio de Educación para propiciar la formación educacional en materias relacionadas al sector.
El texto fue apoyado por todos los presentes. La senadora salteña Sonia Escudero (8 de Octubre) reclamó la necesidad de pensar proyectos productivos que involucren también al norte del país. Indicó que su provincia produce gas y que, sin embargo, “hoy le compramos gas a Bolivia”.

Con respecto al articulado, Escudero pidió que “el porcentaje del 30% no se concentre en tareas de cocina y limpieza”. En esa sintonía, reclamó el tratamiento de su proyecto para que las mujeres tengan mayor participación en los directorios de las empresas.

El socialista Rubén Giustiniani (FAP-Santa Fe) consideró que “es un hecho positivo desde la perspectiva de la igualdad de género”. “La discriminación positiva fue un avance con la ley de cupo político y fuimos uno de los primeros Congresos en aplicarlo”, recordó el santafecino.

Por su parte, el radical Alfredo Martínez (UCR-Santa Cruz) destacó que el proyecto haya sido consensuado entre los trabajadores, el sindicato y el Instituto de Gas y Petróleo que nuclea a todas las empresas del sector. “En nuestra provincia tenemos experiencias saludables. En lo que respecta a minería, la maquinaria pesada es manejada en gran parte por mujeres. En cuanto al petróleo, se incorporan mujeres en las áreas de seguridad ambiental”, sintetizó el radical, quien reconoció un déficit en la formación técnica.

Igualmente, Martínez pidió el compromiso de las empresas: “Que la responsabilidad social empresarial no sea una dádiva, sino una garantía”.

En las modificaciones que sufrió el texto en la reunión, se consensuó eliminar el término “globalmente” del artículo 3, para evitar que el cupo sea cubierto con puestos de todas las jerarquías, siempre y cuando estén vacantes.

Área de Actualidad
Fundación Directorio Legislativo

@Direlegislativo
directoriolegislativo.org