En lo que fue la última sesión ordinaria del período, los diputados nacionales dieron media sanción un proyecto que impide la discriminación a personas homosexuales en la donación de sangre.

Con la ley vigente, quien desea donar sangre, debe responder previamente un cuestionario. Según las respuestas, una persona puede ser aceptada o rechazada como donante. Este cuestionario funciona como un filtro para evitar que se realicen transfusiones con sangre infectada con virus como el VIH y la hepatitis B y C.

Una de las preguntas apunta a saber si el donante, en caso de ser hombre, ha tenido relaciones sexuales con otro hombre en el último año; y en el caso de ser mujer, con un hombre que haya admitido tener contacto sexual con una persona de su mismo sexo. Esta pregunta es señalada por asociaciones civiles por los derechos homosexuales como discriminatoria.

Al respecto, Esteban Paulón, presidente de la Federación Argentina de Lesbianas Gays Bisexuales y Trans (FALGBT) afirmó que “si bien es cierto que el porcentaje de HIV es mayor en la comunidad homosexual, eso no quiere decir que los heterosexuales no estén infectados”.

Para evitar esta discriminación, diputados nacionales de diversos bloques legislativos han unificado proyectos en un dictamen, que modifica la Ley Nº 22.990, de donación de sangre. Así, se incluirá un párrafo según el cual “en ningún caso, las preguntas podrán ser lesivas del derecho a la diversidad sexual ni referirse a la orientación sexual del donante o al género de las personas con las que éste ha mantenido o mantiene relaciones sexuales”.

El dictamen reunió proyectos tanto del oficialismo como de distintos bloques de la oposición. Así, se ha logrado un consenso entre los textos de Stella Maris Leverberg (FPV-PJ-Misiones), Roy Cortina (PS-CABA) y Ricardo Gil Lavedra (UCR-CABA).

A pesar de haber contado con amplio apoyo en Diputados, existen algunas resistencias al proyecto. Las autoridades del Plan Nacional de Sangre y la Asociación Argentina de Hemoterapia e Inmunohematología (AAHI) argumentaron que la aprobación de esta iniciativa sería «un riesgo para la salud pública».

«Conociendo la falta de educación de nuestra población sobre las situaciones de riesgo de contagio de infecciones por la sangre o sobre el uso correcto del preservativo, hacemos hincapié en la importancia de la entrevista predonación, sin que esto implique invadir la privacidad», opinó Oscar Torres, presidente de la AAHI.
A pesar de estas objeciones, el amplio apoyo con el que el proyecto fue aprobado en Diputados, permite avizorar una sanción definitiva sin obstáculos en el Senado.

FOTO: http://www.saludnews24.com.ar

Área de Actualidad
Fundación Directorio Legislativo
directoriolegislativo.org
@direlegislativo