Mario Das Neves, Gobernador de Chubut.

A partir de la grave situación de sequía y cenizas que vive la población de la Meseta Central, el gobernador de la provincia de Chubut, Mario Das Neves, instó a la Legislatura provincial a dar el debate minero.

El pedido del gobernador generó repercusiones en la cámara chubutense, donde diputados del PJ y el FPV dieron visiones opuestas sobre la conveniencia de abordar el tema en estos dos meses que restan de actividad legislativa. El diputado dasnevista Juan Carlos Arzán sostuvo que en la reunión con intendentes de la meseta afectados por la ceniza “surgió la necesidad de dar una discusión definitiva por la minería en Chubut”, por lo que “hay que ser amplios y escuchar a todos”, y en estos meses “creo que hay tiempo, todavía estamos en gestión, hasta que termine el mandato tenemos que discutir todos los temas importantes”.

Por último, Arzán afirmó que la minería “sería para ellos una gran solución para que de una vez por todas puedan despegar, no hay que perder tiempo en estas discusiones, no soy experto pero creo que cada región debe tener su desarrollo”.

Contrariamente, el diputado del nuevo bloque del FPV, Miguel Montoya, aseguró que el debate sobre la minería se va a iniciar con la conformación de la nueva Legislatura y podría tener definiciones en el próximo gobierno liderado por Martín Buzzi, ya que ”no hay voluntad en los diputados de tratarlo en el día de hoy”.

Otro de los diputados que conformará la nueva cámara es el legislador de la corriente sindical del FPV Javier Cisneros, quien respecto del tema minero dijo: «Debe haber información primero, debate luego. Ya estamos trabajando con la Fundación Patagonia Tercer Milenio organizando foros de discusión de minería a efectos de que la población se informe, luego venga un debate y luego la decisión».

Otra de las discusiones recientes viene de la noticia de que se ha trabado la venta de la mayor petrolera de Chubut – Pan American Energy (PAN)- a capitales chinos, que ya tuvo sus repercusiones en la Legislatura. El bloque radical forzó una votación que terminó muy cerrada para que en la próxima sesión se de tratamiento al proyecto de ley que dispone que el Estado debe tomar parte en este tipo de operaciones, así como otra ley para revisar el contrato original de concesión en lo referente al contrato de las pymes locales de servicios.

Para el diputado Roberto Risso, lo que debe hacer el Estado “es controlar, y autorizar y decidir si conviene o no autorizar la venta de las acciones, porque en definitiva cuando una empresa contrata con el Estado se tiene en cuenta quién es la empresa, por eso hay un registro de proveedores y además hay compromisos que se asumen”. En este caso, señaló Risso que “se ha puesto en marcha la venta por más de 10 mil millones de dólares y el Estado no participa, ni opina, ni puede imponer condiciones ni recibir ningún beneficio, porque así como cobra regalías, PAE vela por nuestro petróleo”.