La Ley de PASO (Ley Nº 26.571), fue aprobada en 2009, y se comenzó a implementar en 2011. Es decir, tenemos solo tres experiencias de PASO: 2011, 2013 y 2015. Hay pocas experiencias competitivas para rescatar: la de UNEN en las legislativas de Capital Federal en 2013 y la de las PASO del FPV para Gobernador de la Provincia de Buenos Aires en 2015 (Aníbal contra Julián Domínguez). Otra experiencia interesante es la PASO de CAMBIEMOS en 2015: consolidó la unión entre el PRO, la UCR y la CC, pero lo cierto es que no fue una PASO competitiva (Macri sacó 81%, Sanz 11% y Carrió 8%).

Este año no parece ser más interesante. Hasta el momento, la Cámara Nacional Electoral ha publicado 131 alianzas electorales en todas las provincias de Argentina. De las 186 alianzas, 148 presentan listas únicas y 38 alianzas tienen diferentes listas que compiten entre sí. De hecho, este año a un escenario en que candidatos de los dos distritos más relevantes a nivel nacional han hecho esfuerzos para evitar las PASO: Cristina con Randazzo en Provincia de Buenos Aires y Horacio Rodríguez Larreta con Lousteau en Ciudad de Buenos Aires.

La poca utilización que hacen los partidos políticos  de las PASO como mecanismo para definir listas de candidatos, pone a las PASO en el centro del debate. Desde que se cerraron las listas para las elecciones de este año (24 de junio), han sido varios los dirigentes que salieron a poner en tela de juicio la utilidad/necesidad de las PASO:

  • Margarita Stolbizer: “resaltó “la inutilidad y el enorme costo que tienen las PASO”, que no sólo son obligatorias “para los partidos, sino que ridículamente son obligatorias para las personas”.
  • Ricardo Colombi: “Las PASO legislativas no sirven, es una intromisión del Estado en la vida interna de los partidos”.
  •  Alberto Weretilneck. Cuestionó hoy las elecciones PASO de agosto próximo, debido a que se va a “gastar un montón de plata que no va a tener ningún tipo de sentido”.
  • Marcos Peña: “Como gobierno vemos con preocupación la necesidad de discutir sobre el rol de las PASO en nuestro sistema electoral”

Ya el año pasado las PASO habían sido discutidas: en el proyecto de reforma política (*) que el PEN envió al Congreso, se proponía modificar el régimen electoral:

  1. Se propuso que en las elecciones PASO presidenciales solo se postularan candidatos a Presidente, y que el Vicepresidente sea elegido por la cada lista una vez finalizada las PASO. (Esto está en la media sanción aprobada por Diputados)
  2. Se propuso que la votación de las PASO sea “cerrada”, es decir, que no se pudiera elegir una lista para una categoría (por ejemplo diputados) y otra lista para otra categoría (por ejemplo, Senado). Esto NO se aprobó en la media sanción de Diputados

La pregunta “¿Sirven las PASO?” hay que reformularla. Si se pregunta “¿Sirven las PASO? se está poniendo el foco sobre la herramienta, y NO sobre quienes deberían implementarla: los partidos políticos. La pregunta entonces, debería ser: ¿Por qué los partidos políticos no utilizan las PASO? Creemos que la respuesta tiene que ver con el recelo de los dirigentes a abrir a la ciudadanía la confección de sus listas.

(*) La reforma política tiene media sanción de diputados pero no fue tratada en Senado. El año que viene pierde estado parlamentario.