El diputado aliado al Gobierno Rogério Marinho (Partido de la Social Democracia Brasileña) presentó el 12 de abril su informe del Proyecto de Reforma Laboral. El documento, que consta de 132 páginas, amplía la propuesta del Gobierno sobre la prevalencia de la negociación colectiva sobre la legislación, presenta salvaguardas al trabajador en la Ley de Tercerización y retira el carácter obligatorio de la contribución sindical.

Los acuerdos entre empleadores y empleados podrán prevalecer sobre la ley como regla general, en, según el texto, 16 temas, sobre los 13 presentados originalmente, para ejemplificar ese punto, como el cambio del día libre, la prórroga de trabajo en ambientes insalubres, la partición de las vacaciones y plan de cargos y salarios.

Marinho aumentó la lista de 29 derechos que no pueden ser reducidos o suprimidos por negociación. Entre ellos están la libertad sindical y el derecho a huelga, el salario mínimo; el 13º salario; horas extras; seguro de desempleo, salario familiar, licencias de maternidad y paternidad, jubilación; vacaciones, aviso previo de 30 días de despido y franco remunerado. El proyecto original prohibía apenas la modificación por acuerdo colectivo de normas de seguridad y de medicina laboral.

TERCERIZACIÓN

El dictamen también presenta dos modificaciones a la Ley de la Tercerización, sancionada en marzo. La primera establece una cuarentena de 18 meses entre la demisión de un trabajador y su recontratación por la misma empresa, como tercerizado.

La segunda garantiza al tercerizado que trabaja en las dependencias de la empresa contratante las mismas condiciones de alimentación en comedores, transporte, atención médica y entrenamientos destinados a los demás empleados. La ley vigente lo permite, pero no obliga ese mismo trato.

El sustitutivo también aclara que la tercerización alcanza a todas las actividades de la empresa, inclusive a su fin específico. La Ley de Tercerización no dejaba expresa esa posibilidad, lo que podría llevar una interpretación diferente para la Justicia.

VOTACIÓN

El presidente de la Comisión Especial que tramita la normativa, el diputado oficialista Daniel Vilela (Partido del Movimiento de la Democracia Brasileña), dice que la votación de la iniciativa podría suceder antes del 21 de abril, en el caso de que el recinto permita tratarla con urgencia. Así, los actuales plazos de obervaciones (dos sesiones) y de enmiendas al informe (cinco sesiones), equivalentes a dos semanas, podrían ser saltados.

El texto posee actualmente un tratamiento especial del Congreso que permite, en caso de que la comisión lo aprobase, pasar directamente al Senado sin su tratamiento en el recinto de Diputados.

LINKS DE INTERÉS

Texto del proyecto de Reforma Laboral

Texto del dictamen de Reforma Laboral

Texto de la Ley de Tercerización